¡No regales tu trabajo!

Durante estos meses con la agencia nos hemos encontrado con diferentes situaciones que nos han hecho reflexionar acerca del valor e importancia que tiene nuestro trabajo y conocimientos. Desde que estábamos en la universidad teníamos claro que emprender una agencia desde cero iba a tomar tiempo y mucha paciencia, ya que la búsqueda de clientes dependía solamente de nosotros , nuestro talento y amor por lo que hacemos.

Uno de los primeros consejos que recibimos fue: “¡No regales tu trabajo!”. Y creemos que no hay frase que tenga más significado para los profesionales en las áreas de mercadeo, diseño, publicidad o cualquier otra profesión que esta.

¿Pero que significa regalar el trabajo?

Cuando empezamos a trabajar una de las principales motivaciones para muchos profesionales es el dinero, ya sea por que tienes alguna deuda que pagar o porque este dinero te sirve para cubrir tus gastos personales y quieres empezar a ahorrar. Es por esto que no tienes que darte el lujo de recibir trabajos que no te generen una ganancia tanto profesional como financiera. Para ti que estas empezando no es rentable aceptar por ejemplo diseñarle gratis a un amigo el logo de su empresa, ya que este logo se utilizará para darle identidad a una empresa que le generará beneficios económicos a el,¿porque no a ti?.

Al aceptar esto, estas diciendo que tu esfuerzo, tiempo, dedicación y creatividad no tiene un valor. Puede que ese logo te sirva para tu portafolio más adelante, pero existen otras formas de empezar a practicar sin necesidad de hacerlo gratis, por ejemplo puedes diseñar un logo a una empresa ficticia y anexarlo a tu portafolio.

Otro ejemplo de regalar el trabajo es cuando aceptas un precio menor del que tu le pusiste . Solo tu sabes cuanto tiempo tardarás en un proyecto y cuanto sería lo justo para cobrarle al cliente teniendo en cuenta el nivel de dificultad del trabajo, tu nivel de experiencia y los gastos adicionales que se generen.

Nunca dejes que el cliente le ponga precio a tu trabajo, y siempre cobra lo justo. Es cierto que hay diferentes tipos de clientes y empresas pero cobrando menos de lo que realmente mereces perjudicará tu imagen como profesional, ya que si aceptas rebajas a tus tarifas desde el principio, el cliente las seguirá pidiendo.

¿Porque regalar tu trabajo afecta a tus colegas?

Al regalar tu trabajo afectas directamente a tus colegas, ya que acostumbrarás a los clientes a valorar más un precio económico que un buen diseño. Es por esto que vemos a diario lugares donde el diseño lo regalan con la impresión y  vemos clientes alarmados cuando le envías una cotización. Así que no creas que por tener precios más bajos que tu competencia vas a conseguir mas clientes, lo único que estarás haciendo es dañar el mercado, recargarte de mucho trabajo y descuidar la calidad de los mismos.

¿Que puedes hacer para no regalar tu trabajo?

Un consejo que puedes aplicar es siempre tener claras tus tarifas y preguntarle al cliente el presupuesto que tienes destinado para el proyecto. Así te darás una idea de cuanto piensa invertir y puedes saber si se ajusta a tus precios. Trata de llegar a un acuerdo con el cliente, por ejemplo si eres fotógrafo y cobraste cierto valor por hora o por fotografía y el cliente siente que es demasiado, puedes ofrecerle trabajar menos horas o entregarle menos fotografías manteniendo la relación con tus precios. Es decir, bajas el precio pero si haces menos trabajo.

¿Y tu que opinas? ¿Has tenido alguna situación donde sientas que has regalado tu trabajo? Déjanos tu respuesta en un comentario. Gracias por leernos, no olvides suscribirte al blog para recibir todas nuestras entradas en tu correo electrónico.

¡Nos vemos en un próximo post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.