5 Errores que no debes cometer como freelance

5 Errores que no debes cometer como freelance – Parte 1

Cuando empezamos con nuestra agencia creativa hace un año sabíamos que el camino no iba a ser fácil y que tener éxito dependería de nuestro esfuerzo y dedicación ya que en nosotros estaba el hacer las cosas bien y poder atraer nuevos clientes. Pero desafortunadamente a veces tomamos malas decisiones y se nos presentan situaciones que pudimos haber evitado si hubiésemos conocido antes estos 5 errores que no debes cometer como freelance.

5 Errores que no debes cometer como freelance

1. No definir bien tus precios

Creemos que este es uno de los errores más importantes que cometemos al empezar siendo freelance y es que al salir de la universidad y montar tu agencia no tienes claro cómo trabaja tu gremio en la ciudad y no sabes que precios poner a tus servicios. Es por esto que terminas poniendo precios muy bajos creyendo que así vas a obtener más clientes que tu competencia. ¡ESTÁS EQUIVOCADO! Si pones precios muy por debajo de los de tu competencia los clientes te van a terminar escogiendo no por tus habilidades, portafolio o creatividad sino por ser “baratero”. ¿Estás seguro que esa es la imagen que quieres transmitir como freelance? Tienes que darte cuenta que ser freelance no significa trabajo gratis o barato, y tampoco significa que no tengas gastos.

Nuestro consejo: Llama a las agencias de tu ciudad, averigua los precios que tienen en servicios similares a los tuyos. Ajústalo según creas necesario, según tu experiencia y según tu creas que es lo justo, ni un peso más ni un peso menos. Pero NUNCA, por favor, NUNCA dejes que el cliente le ponga precio a tu trabajo.  Este tema es tan importante que lo hablaremos en un próximo post.

2. No valorar tu propio trabajo

Esto viene muy relacionado con el error anterior y es que al no poner el precio que realmente merece tu trabajo te estás desvalorando. Y si no empiezas a creer en ti mismo, ¿quién más lo va a hacer?. La seguridad y la confianza en tu trabajo es fundamental al momento de estar frente a un cliente. Si dudas de tus aptitudes o te demuestras muy inseguro los clientes te van a percibir como inexperto así no lo seas.

Nuestro consejo: Trabaja en tu discurso, piensa bien en lo que quieres decirle a los clientes y en cómo quieres que te perciban. Confía en tu portafolio, selecciona lo mejor de lo mejor. Revísalo varias veces hasta que estés seguro de él. Sigue preparandote y mantente actualizado de las tendencias de tu área y así tendrás argumentos de valor para defender tus servicio o tu idea. (Bonus: Aquí te dejamos este post de nuestra querida amiga Angélica Hernández sobre el Elevator Pitch o Discurso del Elevador para que aprendas a vender tu idea en segundos)

3. No tener un contrato

Al principio trabajar como freelance puede parecerte muy informal, pero tienes que recordar que sigue siendo un trabajo como cualquier otro donde hay que definir términos y condiciones con tus clientes si no quieres pasar por situaciones incómodas en el futuro. Enserio, esto te va a ayudar muchas veces y tus clientes sabrán que están trabajando con alguien profesional. En el contrato debes especificar todo lo que ofreces, tus condiciones, las formas de pago, tiempos de entrega, términos de confidencialidad y de responsabilidad de cada una de las partes. Por mas pequeño que sea el trabajo, siempre haz un contrato, nos lo agradecerás.

Nuestro consejo: El mejor consejo que te podemos dar es que recurras a los servicios profesionales de algún amigo o familiar cercano que sea abogado y que sea esa persona la que te guíe en cómo debes crear tu contrato dependiendo de tus servicios. Es una inversión, que valdrá la pena.

4. No cobrar por adelantado

En algún momento de tu trabajo como freelance te verás en situaciones donde el cliente te querrá pagar al finalizar tu trabajo. Primero, tienes que tener claro que desde el momento en que te reunes con algún cliente ya estás ofreciendo tu tiempo y asesoría, y por lo tanto ya estás trabajando. Así que NUNCA empieces a trabajar en ningún proyecto sin cobrar un adelanto de mínimo el 50% del valor total del trabajo que estes haciendo. Este es un tema muy delicado, ya que si no cobras este adelanto puede que durante el proceso el cliente te diga que ya no necesita de tus servicios y todo tu tiempo y energía fue en vano. Al cobrar por adelantado podrás asegurar que el cliente se involucre en el trabajo y en cierta parte tengas una exigencia de cumplir con tu servicio para poder cobrar el 50% restante. No importa si tu cliente es un amigo, o alguien conocido, que NO te de pena cobrar lo que te mereces.

Nuestro consejo:A nosotros personalmente nos ha pasado en varias ocasiones y la verdad fueron muy malas experiencias en donde nos desgastamos profesional y personalmente. ¡Así que no cometas nuestros errores! No dejes que la pena te impida hacer las cosas bien y no te dejes llenar con falsas promesas de pagos. Como dicen las abuelas “las cuentas claras y el chocolate espeso”. Dejale claro a tu cliente cómo vas a cobrar tu trabajo y siempre hazlo por escrito en el contrato que hablamos en el punto anterior.

5. No tener un horario de trabajo

Al ser freelance lo más probable es que tu oficina sea tu casa, o aún mejor (o peor) tu cuarto. Al principio el estar en pijamas todo el día trabajando puede que sea tentador, pero lo mejor que puedes hacer es separar tu vida personal de la laboral. Crea un pequeño espacio en tu casa donde puedas trabajar con pocas distracciones. Y para empezar lo mejor que puedes hacer es crear un horario de trabajo que se ajuste a tus necesidades. Al no tener claro cuáles serán tus horarios, te vas a dar cuenta que empezarás a trabajar demás (a veces hasta 10 horas sin parar). Esto aparte de ser desgastante,  puede afectar tu productividad. Si bien es importante tener prioridades, recuerda que eres un humano y que necesitas vida social.

Nuestro consejo:Haz un calendario con tus horarios y no olvides informar a tus clientes de ellos. Creeme que no querrás recibir llamadas un domingo en la mañana con cambios que pueden esperar hasta el lunes.


¡Esperamos que este post te sirva para empezar tu camino como freelance y no olvides compartirlo con tus amigos y colegas! Es importante que todos hablemos el mismo idioma y le demos a nuestras profesiones el valor que se merece . ¡Nos vemos en el próximo post!

2 comentarios en “5 Errores que no debes cometer como freelance – Parte 1”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *